fbpx

Libérate de las PELICULAS MENTALES que te impiden llevar una vida sana

Las peliculas mentales, la mayoría de veces son excusas.

Y las excusas nos juegan malas pasadas sin apenas saberlo, ya que cuando las usamos a nuestra favor (o eso creemos) lo que en realidad estamos haciendo es engañarnos y limitarnos.

Las excusas tienen mucho que ver con las películas mentales que nos montamos y que nos impiden llevar una vida sana y feliz.

Y nadie mejor que María Pilar para hablar de este tema, experta en desmontar »dramas mentales», emprendedora, escritora y autora del libro “Películas Mentales: libérate de los dramones que te montas y afectan a tu salud”.

He abierto las puertas del blog de Entrena Salud a María Pilar para que nos hable sobre su experiencia en este tema. Verás que contenido más útil y transformador.

¿Empezamos a liberarnos de esas películas mentales?

Te dejo con María Pilar 😉


Las películas mentales son todas esas historias que te montas en la cabeza y que de tanto imaginarlas, te pueden afectar en tu vida cotidiana.

Hay personas que se pasan el día anticipando futuros horribles:

  • Si van a la revisión médica de la empresa, se piensan que les van a sacar una enfermedad mutante que acabará con su vida en días
  • Si no les llaman para hacer la revisión anual, es porque seguro que la empresa va a reducir plantilla y les van a echar a la calle.
  • Si les echaran a la calle, seguro que nadie les contrataría nunca jamás porque hoy en día necesitas hablar chino mandarín para un buen trabajo y nunca podrán aprenderlo…

Y así, en piloto automático, imaginan dramas hasta el infinito.

Otras personas pasan las horas de sus días recordando el pasado doloroso. Siempre tienen algo negativo que recordar y por lo que sentirse culpables, desesperanzadas o rabiosas.

El caso es que estas personas viven dentro de sus películas mentales y no disfrutan de los pequeños placeres de la vida por cosas que quizás, nunca pasarán o cambiarán.

Mente y cuerpo sanos

Seguro que has oído muchas veces eso de “mens sana in corpore sano”, pero ¿qué haces por tener una mente sana en un cuerpo sano?

Es más, ¿qué es tener una mente sana?

¿Una mente sana supone no tener bajones, pensar siempre en positivo, no tener miedo al futuro o no soltar alguna lágrima cuando te acuerdas de aquella persona que ya no está? No. No es así

Tener una mente sana es algo muy sencillo de conseguir cuando sabes cómo. Y para eso estoy yo aquí.

Durante una época de mi vida yo vivía atrapada en mis películas mentales. Eran tan dramáticas que me afectaron muy mucho a la salud.

Ahora, que ya he recuperado mi salud, soy una experta en desmontar esos dramas mentales y me encanta ayudar a otras personas a recuperar su bienestar.

No me importa si no eres de esas personas que viven en su propio “netflix mental”.

Hay alguna película que te estás montando para no adquirir unos hábitos de vida saludables a tu medida.

No sirve que sólo te hagas buenos propósitos cuando se acerca la temporada del bañador o cuando alguien de tu entorno se lleva un susto muy gordo y tu te juras que no vas a abusar nunca más de los donuts o de los chupitos con tus amigos.

Las películas mentales que te cuentas

Me encantaría que usaras toda la sinceridad que tienes a mano para responderte a estas preguntas:

➡ ¿Te has dicho alguna vez que no tienes tiempo para hacer algo de ejercicio a la semana?

➡ ¿Te pones excusas del tipo “cuando se me pase este virus” o “con la regla es mejor que no haga deporte”?

➡ ¿No inicias nuevos retos porque te dices a ti misma o a ti mismo que nunca terminas lo que empiezas?

➡ ¿Crees firmemente que hay cosas más importantes en tu vida: la casa, los niños, la abuela, el pollo congelado… que tu propio bienestar?

➡ ¿Te excusas en que a tu edad ya es demasiado tarde para poner tu mente y tu cuerpo en forma?

Si es así, permíteme que te diga que te estás montando unas películas mentales que no están al nivel de Almodóvar, pero son lo suficientemente sólidas como para perjudicarte.

Todo eso que te dices son creencias, ideas que has construido tú solita o tú solito, y pensamientos que pululan a sus anchas.

Te estás engañando

❓ En serio no tienes tiempo para dejar de quejarte y poner tu mente en modo positivo para conseguir 9 minutos al día para hacer unos ejercicios en un rincón de tu casa?

Esos minutos son más beneficiosos que revisar todas las actualizaciones de estado de tus ex-amigas en whatsapp.

❓ Qué es lo que de verdad te impide hacer un virus o la regla? Quizás el virus te impida correr una media maratón, ¿pero te impide comer más fruta o menos pan? Y ¿vas a poner la excusa de la regla por los siglos de los siglos?

Sabes que aunque tu humor cambie o tengas dolores, no te impide llevar ciertos hábitos saludables.

❓ Cuando dices que todo lo abandonas no estás siendo muy precisa  o preciso. Si no incorporas unos minutos de ejercicio a la semana o no comes más sano es porque no te has permitido sentir los beneficios que te produciría. Estoy segura que no lo abandonas todo. Algo en tu vida habrás iniciado y llevado a término.

Con que me digas que tu serie favorita nunca la dejas a mitad ya me estarás dando una prueba de que cuando quieres algo, lo persigues hasta el final.

❓ Por mucho que quieras a los niños y a la abuela, por mucho cariño que tengas a ese táper de pollo con pisto, por muchas cosas que haya que hacer en casa… ¿de verdad, de verdad, de verdad, te mereces 0% de atención a cambio de un 100% de atención a aquello?

¿O si te mimas un poco cada día vas a poder ser mejor con todos ellos?

❓ En cuanto a la edad, seguro que has visto alguna noticia en la que una persona de 80 años ha terminado sus estudios universitarios. Yo siempre recordaré una carrera de 10 km en la que un señor de setenta y todos me adelantó con chulería diciéndome que corría como las tortugas. Yo que pensaba que estaba haciendo una de mis mejores carreras…

¿Tenía ese hombre la genética de Superman? No. Su actitud frente a la vida era lo que marcaba la diferencia (hablé con él más tarde para que me contara su truco 😉

Sea como sea, sé que hay películas de todo tipo. Lo que tienes que hacer es identificar qué pensamientos están bloqueándote en tu verdadero deseo de llevar una vida sana y enérgica.

La mente no distingue si lo que te estás diciendo es real o es imaginario. Si te pido que te imagines un oso panda blanco y rosa, tu mente te lo muestra. No te dice “no puedo imaginar eso porque no existe”.

Si a tu mente le dices: “soy muy mayor y las personas mayores no sirven para hacer deporte” tu cuerpo seguirá esa orden.


María Pilar Sánchez es una funcionaria que ha dejado la seguridad de su puesto de trabajo para dedicarse a su verdadera pasión: ayudar a reducir el sufrimiento de las personas que se encuentran en la misma situación en la que ella estaba hace un tiempo.

Hace casi 10 años, recibió un diagnóstico por el que le pronosticaron una vida en silla de ruedas y sin facultades intelectuales. Hoy corre medias maratones, viaja alrededor del mundo y disfruta de los placeres de la vida con una sonrisa por bandera.
No hay rastro de ese pronóstico porque a través de la Escucha Biológica descubrió que podía hacer mucho por su bienestar.
Comprender el funcionamiento de la mente, su conexión con el cuerpo y el papel de las emociones en el bienestar integral son las claves de la vida saludable que ella vive y quiere dar a conocer al mundo con su trabajo. 

Es la autora del libro “Películas Mentales: libérate de los dramones que te montas y afectan a tu salud”   que ha llegado a ser número 1 en Amazon.

Web personal: escuchabiologica.com
Redes: @mariapilarbio

>