fbpx

Las 5 excusas más estúpidas que están jodiendo tu salud y crecimiento personal

ENTRENA-SALUD-LAS-5-EXCUSAS-MAS-ESTUPIDAS-QUE-ESTAN-JODIENDO-TU-SALUD-Y-CRECIMIENTO-PERSONAL

No estás solo.Todos hemos pasado por tu situación. El querer empezar a hacer ejercicio  y no saber cómo, ni cuando ni donde, es cuanto menos incómodo.

En este punto tienes dos caminos:

      1. Ser pro-activo y empezar a moverte, haciendo lo que sea, sin miedo.

      2. Seguir en tu zona de confort, a gusto en el sofá, ya que total…no sabes como actuar.

Tengo que ser claro contigo una vez más: O te empiezas a poner en forma YA, o quizás el sueño de sentirte bien contigo mismo, en plenitud y vitalidad, nunca llegue…Puede sonar muy a película pero es verdad, mañana quizás sea tarde.

Las excusas a la hora de ponerse en forma

Ahora llega lo bueno y divertido. Es el momento de las excusas! Aquí empieza la gente a sonreir, ya que la mayoría de estas la han utilizado más de una vez, incluso varias veces

giphy-2

1. No tengo tiempo

Una de las más míticas. Piénsalo bien… tiempo tenemos todos, el mismo de hecho, 24 horas. Por que algunos pueden dedicar 30-60 minutos a hacer ejercicio y otros no? La respuesta es fácil, se gestionan bien su tiempo.

Y no me digas que estás todo el día trabajando, porque no vives en china…o quizás si? Elige prioridades, pero si no haces ejercicio no pongas como excusa que no tienes tiempo. Di en su lugar que has elegido hacer otras cosas en su lugar.

2. Ya estoy mayor

Otra de las buenas…»Yo es que ya estoy mayor para hacer ejercicio» Sentencia Fulanito/a. Mi abuelo tiene 90 y apenas puede andar. El hombre lucha todos los días por dar unos cuantos pasitos, ya que tiene ambición por su salud, y sabe que tiene que moverse, o se atrofiará.

Llevar a cabo un estilo de vida activa no es cuestión de edad, si no de actitud y ambición por vivir más años en mejores condiciones. Midamos nuestras palabras y no nos autoengañemos más.

3. Yo no valgo para el gimnasio

Es totalmente lícito que no te guste el gimnasio, pero es que hay más vida más allá del mismo. Puede no gustarte encerrarte entre paredes, máquinas y gente más fuerte y grande que tu, pero de ahí a no hacer nada de ejercicio porque no te gusta el gimnasio hay un mundo.

Hablando de mundo, existen parques, playas, montañas, piscinas, y muchos deportes que puedes practicar al aire libre. Elige

4. No tengo un gimnasio cerca

En la línea del anterior. Que no tengas un centro de entrenamiento cerca no quita para que no hagas nada de ejercicio. Lo único que consigues con estas excusas es autoconvencer a tu mente para seguir posponiendo el comienzo de ponerte en forma. Si no tienes un gimnasio cerca, haces cualquier otra cosa o eliges las variantes oportunas. No te limites.

5. No tengo dinero

No hace falta pagar para ponerte en forma, a no ser que tu único requisito para aumentar tu actividad diaria sea apuntarte a un gimnasio y/o comprarte las mejores prendas deportivas.

No necesitas dinero para salir a andar, correr o hacer senderismo, ni para ir a nadar un rato. Tampoco necesitas dinero para hacerte unas flexiones con salto en tu propia casa. No necesitas dinero para sacar al perro y así aprovechas y hacéis ejercicio los dos. No necesitas dinero, y si motivación.


Todas y cada una de esas que vas ahí arriba son excusas para no hacer ejercicio. Hay más pero creo que esas son algunas de las más típicas y que alguna vez todos hemos usado

Ve dejando estas excusas atrás y tomando acción, ya que dentro de unos años te podrás arrepentir de no haber empezado antes.

Si quieres saber como ponerte en forma sin necesidad de ir al gimnasio, ve al siguiente artículo donde te cuento la forma

5 ventajas de ponerte en forma entrenando desde tu casa

>