NO TENGO TIEMPO – La excusa que no te deja crecer

ENTRENA-SALUD-NO-TENGO-TIEMPO

NO TENGO TIEMPO para leer este post…

En este artículo voy a hablarte de una de las peores y más sobreusadas excusas que todos hemos usado más de una vez.

Voy a tratar de que no vuelvas a usar esa frase y que la borres de tu vocabulario, para que dejes de limitarte inconscientemente y despegue tu productividad. Vamos a ello

Introducción

No es que no tengas tiempo, es que usas la frase “no tengo tiempo” como excusa, cuando no quieres sentirte culpable por no hacer algo que sabes que deberías hacer y no haces, ya sea por miedo o pereza.

”Me encantaría leer, pero no tengo tiempo”…

Claro que no tienes tiempo, pero porque te pasas el día viendo la televisión y conectado a internet.

Lo que de verdad tienes son otras prioridades

El problema es mayor cuando te quejas porque no consigues resultados, y te excusas en que no tienes tiempo.

La auto limitación en este caso es grande, y no te estás haciendo ningún bien engañándote a ti mismo.

Aprovecha el tiempo con tus prioridades

Claro que tienes tiempo, el mismo que todos, de hecho. 168 horas semanales para ser más exactos.

Donde y como pasas esas horas, son tus prioridades, lo digas tu o no…

Vamos a hacer una cosa: A partir de ahora, en lugar de no tengo tiempo, mejor di:

“no es una prioridad para mi” o “no se gestionar mi tiempo”

Te parecerá extraño, pero cuando rompes con ese tipo de bloqueos la mente tiene la capacidad de fluir más rápida y ver cosas donde antes no veías.

Tu productividad y rendimiento, aumentan.

Por tanto, no te engañes, y no digas que no tienes tiempo para hacer ejercicio, si no que ahora mismo no es tu prioridad.

No digas que no tienes tiempo para comer saludable, si no que comer sano no es una prioridad para ti.

No digas que no tienes tiempo para viajar, porque lo que realmente tienes son otras prioridades.

Comprobando en que gastas tu tiempo

Tu eliges como quieres vivir, el problema es que no lo quieras asumir y pongas excusas, como la del tiempo, para sentirte mejor contigo mismo.

Se honesto y sincero contigo mismo, y deja de engañarte.

Dicho esto, te propongo lo siguiente:

  • Observa la realidad en la que te mueves y las acciones que realizas en tu día a día. Anota los minutos u horas que pasas delante del ordenador, viendo la televisión, trabajando, durmiendo

  • Se consciente de cuales son tus prioridades reales y anotalas. Quizás viajar? tener mas tiempo para jugar con tus hijos? Más tiempo para leer? 

  • Una vez sepas en que gastas tu tiempo y cuales son tus prioridades, ya tienes resuelto el puzzle. Se trata de hacer los ajustes necesarios y dar prioridad a tus prioridades

Conclusiones

Es increíble el tiempo que se encuentra, cuando se busca. De repente sientes que tienes mucho más tiempo para hacer cosas, y es que aprendes a gestionar mejor tus tareas y hobbies.

Recuerda que lo verdaderamente importante no es lo que dices, sino lo que haces. Eso es lo que realmente demuestra lo que es importante para ti, de verdad.

No tengo tiempo, ya no te sirve como excusa, lo siento…Ahora estás desnudo frente a tus prioridades

Espero que te haya gustado (y servido) este artículo. 

Un fuerte abrazo!

Compartir este postShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies