Fundador de Entrena Salud y entrenador personal. Desde 2012 ayudo a la gente a reconducir su vida y mejorar sus hábitos para lograr su mejor versión y que aumenten su rendimiento.

Creo en el poder de la mente y la transformación. Considero que todos tenemos un potencial increíble dentro y solo hay que pararse un momento, ver de donde venimos, donde estamos, y a donde queremos ir.

MI OBJETIVO:

Soy un enamorado de la salud, y es por eso que me he especializado en hábitos saludables. Ayudo a la gente a tomar conciencia de la importancia que tiene cuidarse para mejorar en todos los aspectos de la vida.

La salud es la base para el crecimiento personal, y por ello tengo un propósito claro: Ayudarte a mejorar tu calidad de vida, mediante hábitos saludables de nutrición, ejercicio, desarrollo personal y motivación.

Mi mayor satisfacción es lograr que reinventes tu salud, y veas como paralelamente llegan más resultados a tu vida (no solo económicos).

Pero sabes que? Yo no siempre he estado en forma ni saludable...Tengo un pasado algo ''oscuro'' y me gustaría compartirlo contigo. La realidad es que no todo es siempre de color de rosa, ni mucho menos. Es bueno que sepamos la realidad en la que vivimos. Para ello, he creado un vídeo donde te cuento por lo que pasé y como logre reinventar mi salud.

Te dejo con el vídeo:

MI HISTORIA:

Allá por 2011 me encontraba cursando el último año de la carrera de Ciencias de la Actividad física y del deporte. Vivía en un piso con 3 compañeros más, y como comprenderás, ¡ninguno eramos un máster chef precisamente!

En una situación así...O sabes cocinar, o la mamá te prepara la comida de tupper para la semana, o te malnutres.

Mi madre me quería mucho, pero desgraciadamente yo me alimentaba fatal. Y no porque quisiera, si no por puro desconocimiento Además, no solo comía mal, es que tampoco sabía comer mejor, ni llevar una alimentación medianamente equilibrada acorde a tanta demanda energética (física y mental).

¿Cómo me sentía?

La carrera que hacía requería estar en plena forma, y dar todo de ti. Sin embargo yo, la mayor parte del tiempo me sentía cansado, con sueño, poca energía, débil y con poca vitalidad

Todo eso eran síntomas de que algo iba mal. 

Si no dormía la siesta, no terminaba bien el día. Me acostaba temprano por la noche para poder dormir más horas...Era pura vitalidad. ¡El alma de la fiesta!

Esas sensaciones me estaban matando mentalmente. Mi autoestima estaba baja, me costaba estudiar y concentrarme y mi rendimiento, como comprenderás, estaba muy por debajo de todo lo que podía dar.

Todo esto, como te imaginarás, derivaba en molestias mayores. Los síntomas cada vez eran más peligrosos. Los avisos de que algo iba realmente mal, estaban llegando (por suerte).

Empezaron a aparecer dolores de cabeza, resfriados y gripes, inflamación y dolores de garganta... ¡Un cuadro!

¿Qué hacía yo al respecto?

Pues lo que hace Michael Phelps: NADA

Bueno, a decir verdad, hacer nada hubiera sido más inteligente que lo que yo hacía en realidad: Atacar (camuflar) los síntomas que iba teniendo ¡Ole yo!

Que me dolía la cabeza o la garganta? Ibuprofeno. Que tenía poca energía? Multivitaminco. ¿Que no se me iba la inflamación de las amígdalas? Antibiótico...

Tenía un cajón lleno de medicinas. No era consciente de la gravedad del asunto. Estaba camuflando los sintomas en vez de ir a atacar y solucionar mi problema desde la raíz, que eran los malos hábitos nutricionales.

Todavía no había tocado fondo

Espera, que aún hay más. ¡Lo peor estaba por llegar!

Perdía peso, se me caía bastante pelo, mi piel tenía un aspecto raro, me salían llagas en la lengua, y tenía episodios de urticaria, orzuelos y asma.

Pensaba que todo esto eran episodios normales de alergia, por lo que lo ''solucionaba'' tomando un antistamínico para revertir los síntomas.

Mi cuerpo no hacía más que avisarme de que algo iba mal, pero yo no hacía más que camuflar los síntomas, por puro desconocimiento e inconsciencia.

Toqué fondo cuando tuvieron que ingresarme en el hospital porque se me cerró la glotis, no dejaba de toser y se me hincharon los parpados. Lógicamente en el hospital tampoco fueron a la raíz del problema, y solucionaron los síntomas poniéndome un buen pinchazo de eso que sirve para todo xD

Al poco tiempo averiguamos que había desarrollado alergia a los AINES (ibuprofeno y aspirina principalmente) y que su abuso podría haberme matado.

Reinventando mi salud

Eso fue la gota que colmó el vaso, y decidí darle la vuelta a la tortilla, y tomar acción real, yendo a la raíz de mis problemas. Ya era consciente de que tenía que mejorar mis hábitos nutricionales y solo tenía que empezar a actuar por el buen camino.

Empecé a hacer ejercicio de forma constante, y sobretodo, a cuidar mucho mi alimentación. Comía más y mejor y fui añadiendo hábitos saludables a mi día a día, que me hacían sentir genial, tanto por dentro como por fuera.

Aumenté muchísimo el consumo de antioxidantes, micronutrientes y fitonutrientes (es decir, más fruta, más verduras, más semillas, más frutos secos)

Por supuesto nada de medicinas. Quizás no me creas si te digo que llevo años sin tomar antiinflamatorios, ni antibióticos.

Actualmente es raro el día que me duele la cabeza, y cuando me duele, se me pasa solo, o tomo algún compuesto antiinflamatorio natural como la cúrcuma o el jengibre. Ya no padezco apenas dolores ni inflamación de garganta, ni tengo necesidad de tomar multivitamínicos.

Tengo muchas ganas de levantarme temprano para ponerme a hacer cosas, y es raro el día que no tenga ganas de hacer ejercicio.

Mi autoestima ahora es muy alta. Me siento fuerte, con energía, dinamismo, vitalidad, vigor y muchas ganas de lograr mi mejor versión.

Vivo con optimismo, pasión e ilusión por mejorar cada día, formarme y poder ayudar a más personas. En definitiva, ahora estoy saludable por dentro y por fuera. Ahora tengo más momentos de felicidad

LA CRUDA REALIDAD...

Lo que me pasó a mi es simplemente un reflejo de la sociedad. Por desgracia, esto pasa y mucho, hasta tal punto de pensar que es normal tener esos síntomas. Adaptarse al dolor, al malestar y a la enfermedad porque se considera normal, es una de las peores creencias limitantes que existen.

Se que esto no me ha pasado solo a mi. Se que mucha gente vive camuflando síntomas, y dejando a un lado los problemas...Se que mucha gente vive presa y encarcelada en un bucle de malos hábitos del que no sabe salir, ni se lo plantean por desconocimiento, como me pasó a mi.

Yo reaccioné a tiempo, y pude salir del bucle. Ya has visto que los problemas iban a más cada vez...Pero hay gente que no está en el camino de tomar conciencia, y la realidad es que no cuidarse es mucho más peligroso de lo que se cree.

Es por todo esto que tengo la necesidad de ayudar y concienciar. Gracias a lo que me pasó (y dejando de lado mi carrera y formación específica) tengo el privilegio de saber sobre nutrición, alimentos, dietas, mitos, hábitos productivos etc. y por eso empecé con Entrena Salud, como medio para transmitir mi mensaje, y poder ayudarte