fbpx

Nutrición Vital (IV) Ayuno Intermitente como estrategia para mejorar tu Salud

NUTRICIÓN VITAL

El Ayuno Intermitente (AI) es un protocolo de comidas o una estrategia que se lleva a cabo con un determinado fin. No es ningún tipo de dieta. Este protocolo sirve para distribuir la comida a lo largo del día, existiendo protocolos de AI más o menos restrictivos.

Existen protocolos de actuación en el que ayunas durante 16 horas (comes durante 8), otros ayunas 20 (comes durante 4), otros incluso de ayunos de 24 horas (sin comer nada en un día).

Que no cunda el pánico, sigue leyendo…

No vas a perder masa muscular por no comer continuamente cada 2 horas. Menuda **** de especie seríamos, no? Tantos años de evolución para acabar comiendo arroz y pollo cada 2 horas por miedo a catabolizar o perder masa muscular…

Y si no los que se levantan a las 4 de la mañana a comer por miedo a catabolizar…¡Esa especie!

Veamos que dice la Ciencia al respecto:

  • En un estudio del Dr John Zauner se pudo observar que el metabolismo aumentaba durante un ayuno de 36 horas. Has leído bien. 36 horas!
  • Otro estudio del Dr Mansell observó un aumento del 3,6% en el metabolismo basal en un ayuno de 48 horas.
  • Tenemos que irnos a ayunos de 60 horas para encontrar una disminución de la tasa metabólica. El Dr Nair observó en un estudio, una disminución de la tasa metabólica al cabo de 60 horas de ayuno. El descenso fue de un 8% únicamente.

El Ayuno Intermitente no te pone en modo supervivencia y tampoco perderás músculo por ayunar, y mucho menos si haces protocolos de 16 horas. La creencia popular de que si no comías nada en unas determinadas horas tu cuerpo se ponía en modo supervivencia y comenzabas a retener grasa no tiene sustento científico.

Beneficios del Ayuno Intermitente

  • Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades crónicas, presión sanguínea, triglicéridos
  • Mejora la sensibilidad a la insulina
  • Aumenta la producción de Hormona del Crecimiento Humano
  • Puede promover mayor oxidación de grasas
  • Puede mejorar la salud cerebral
  • Disminuye los marcadores de inflamación, tales como la homocisteína, la proteína C reactiva o el ratio TC/HDL
  • Promueve la autofagia
  • Mejora la sensación de apetito
  • Autofagia

Conclusiones

No todo el mundo puede hacer ayunos intermitentes. Hay personas con tendencia a hipoglucemias o tensión muy baja, que podría perjudicarle este tipo de prácticas. Además, si tienes algún tipo de enfermedad o complicación, tendrás que consultar antes con tu médico.

Ayuno 16 horas: Haz todas tus comidas hasta la cena (21-22h aprox.). A partir de ese momento, no ingieras nada hasta la comida principal del día siguiente (13-14h aprox.). Esa comida que hagas tras las 16 horas que sea normal…nada de atiborrarte gratuitamente.

Durante el ayuno intermitente, está permitido y debes beber mucha agua. También puedes tomar té y café, pero nada de zumos o bebidas energéticas y/o azucaradas.

No hace falta que lo hagas todos los días. Puedes empezar ayunando 1 día a la semana, y más adelante hacer 2 o 3 veces a la semana. Puedes hacer esos días ayunos de 16 horas y de vez en cuando probar uno de 24 horas (sin abusar). Puedes llevar a cabo este protocolo días que sepas que vas a ingerir demasiada cantidad de comida, o tienes alguna cena especial o lo que sea.


Si te ha gustado la información, y quieres conocer muchos más trucos para estar sano y vital, no te pierdas la oportunidad de hacerte con el curso:

NUTRICIÓN VITAL

>