Eres lo que comes – Mejora tu estetica, sabor y olor

ENTRENA-SALUD-ERES-LO-QUE-COMES-DESCUBRE-COMO-MEJORAR-TU-ESTETICA-SABOR-Y-OLOR

Eres lo que comes. Literalmente

En este artículo nos vamos a centrar en la importancia de lo que comes, para saber, oler y verte mejor.

Porque realmente, lo que comes, se refleja por dentro y por fuera (a partes iguales).

Introducción

Imagina que eres un cerdito, y desde bien pequeño te dieran a elegir dos posibilidades:

  • Vivir toda tu vida comiendo pienso artificial con antibióticos y encerrado en jaulas con poca higiene

  • Vivir toda tu vida comiendo bellotas silvestres y más comida que da la propia naturaleza, en libertad

Pondría la mano en el fuego que elegirías la segunda opción, ¿cierto?

No entiendo por que entonces elegimos (sin que nadie nos obligue) vivir comiendo comida artificial, procesada, con aditivos, repleta de azúcares, grasas procesadas y mil porquerías más.

Que alguien me lo explique por favor!

Y es que la cosa es seria, porque a los humanos nadie nos obliga comer esto o lo otro. Somos nosotros mismos los que elegimos comer mal y no tener un estilo de vida activo.

Por si no fuera poco, y siguiendo con el simil de los cerditos, nos atiborramos a pastillas y antibióticos, porque somos así.

Nos encanta camuflar síntomas, en vez de atacar a la raíz de los problemas.

Hacemos caso a la publicidad, al marketing, a las revistas pseudo-científicas, a los consejos de la vecina la del quinto que no tiene ni idea…

Es antinatural.

Nosotros mismos elegimos no estar sanos. Por desconocimiento, dejadez o pasotismo, pero lo elegimos.

Sea como fuere, es preocupante la cosa.

 

Eres lo que comes

Si ves a un cerdo en libertad, que come bellotas, lo verás fuerte, sano, vital, enérgico y feliz.

Sin embargo, un cerdo que come pienso y está enjaulado, lo verás enfermo, sin energía e infeliz.

Dejando a un lado los debates morales-éticos y te guste o no el jamón, si alguna vez has podido probar un jamón de bellota habrás podido comprobar que está más rico, sabroso y delicioso que el de cebo (alimentado con pienso).

Por lo tanto, ya no es solo la apariencia, si no el olor y el sabor lo que influye con el estilo de vida que lleves.

Al igual que pasa con los cerditos, pasa con nosotros los humanos. Si te alimentas mal, tu olor, apariencia y sabor serán bastante peor que si te alimentas bien.

Y ahí ya cada uno elige. Yo solo te muestro la realidad

Conclusiones

Desde ya te animo a que le des la importancia que se merece a tus hábitos diarios, y que empieces a comer más ”bellotas” y menos ”pienso artificial” y por supuesto, te muevas más.

Recuerda que el ambiente en el que te muevas, y de lo que te rodees, tendrá un impacto claro en tu organismo y genética, pudiendo pasar incluso de generación en generación.

SI, lo que haces HOY importa, y mucho, para el futuro de la humanidad


Nos vemos en el próximo artículo!

Compartir este postShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies