6 razones por las que debes incluir el PILATES en tu vida

El pilates es una actividad física muy interesante que puede mejorar mucho tu condición física y salud. De eso nos va a hablar hoy Ana Rivas, de respirapilates.com

Ana es toda una experta y apasionada del método Pilates, y nos va a contar por qué deberiamos incluir esta modalidad deportiva en nuestras vidas.

Os dejo con ella!


Seguro has escuchado que el Pilates es bueno para la espalda y que te ayuda a conseguir un estado de relajación y serenidad mental. Existen estas y otras razonas para practicarlo y en este artículo vamos a descubrirlas a través de los principios en los que se basa este método.

¿Qué es el pilates?

El Pilates es un método de acondicionamiento físico creado por Joseph Pilates en los años 1920.  Se basa en movimientos controlados y precisos para generar una activación de la musculatura profunda, principalmente de la espalda y abdomen.

Sin embargo, si de verdad quieres comprender qué es Pilates, es necesario adentrarse en su historia, la evolución que ha tenido, conocer quién era Joseph Pilates y su filosofía visionaria de la salud y del cuidado del cuerpo.  Puedes ver más haciendo click aquí.

El propio Pilates lo definió como:

La completa coordinación de cuerpo, mente y espíritu

Lo que sí te puedo decir es que el Pilates no es como el yoga, no son estiramientos pasivos y no es una clase de relajación, aunque sí se consiga este efecto. En este artículo Daniel te explica muy bien qué es y qué no es el pilates: artículo.

¿Por qué deberías incluir el Pilates en tu vida?

El método Pilates se basa en 6 principios que deben estar siempre presentes en cada ejercicio. Constituyen su filosofía y cada uno de ellos es una razón para que lo incluyas en tu vida.

Estos elementos son: respiración, centro, equilibrio, concentración, control y fluidez. Y se traducen en 6 importantes beneficios para tu salud física y mental.

¡Vamos a verlos!

1. Favorece el estado de relajación

En el método Pilates, cada movimiento se sincroniza con la respiración con el objetivo de poner la atención en el cuerpo y de relajar la mente.

El hecho de que pasemos tantas horas sentados o bajo situaciones de estrés, provoca que nuestra respiración se altere. Hacemos respiraciones cortas y rápidas en el pecho, y esto puede bloquear la caja torácica y generar dolor de espalda, principalmente en la zona cervical.

Por eso, en tu primera clase de pilates vas a tomar conciencia de cómo respiras y de tu postura, ya que una posición erguida es el primer cambio para respirar de manera libre.

Somos uno, nuestro cuerpo y nuestra mente conectan a través de la respiración.  

2. Fortalece el core

El centro o core es nuestro corsé. Ayuda a estabilizar y mantener erguida la columna y estabiliza la pelvis durante el movimiento.

Cada ejercicio en Pilates, aunque pondrá en acción a todo tu cuerpo, nace de la activación de esta zona, trabajando de dentro hacia fuera, de la musculatura profunda a la superficial.

Así, conseguimos mejorar el dolor de espalda, reforzar la musculatura abdominal y lumbar y dar estabilidad a las articulaciones para recuperar o prevenir lesiones.

Un core fuerte protege tu espalda mientras haces ejercicio y durante las actividades cotidianas.

3. Desarrolla la musculatura de manera equilibrada

Quizás pasas muchas horas de tu día sentado, en la misma posición o realizando movimientos repetitivos, que la verdad, solemos movernos de manera poco variada. Así que, mientras algunos músculos trabajan de manera constante, otros a penas los estimulas, provocando desequilibrios entre las tensiones musculares. O lo que es lo mismo, contracturas, molestias articulares y una postura desalineada.

En el sentido más físico, el pilates busca armonizar estas tensiones para que el movimiento sea eficaz, liberando las articulaciones y estimulando el funcionamiento del organismo.

En un sentido más profundo, se busca un equilibrio cuerpo, mente y espíritu. Una unión a la que se llega a medida que profundizas en el método. En los siguientes puntos lo entenderás mejor ?

El Pilates es un antídoto a los malos usos que hacemos del cuerpo

4. Abre un proceso de autoconocimiento

Pilates despierta tu capacidad de escucha y te ayuda a concentrarte en tu cuerpo.

A través de la atención que pones en cada movimiento, respiración y pensamiento, te haces consciente de cómo te mueves, de cómo te colocas y de qué sucede en tu mente.

Muchos de mis clientes en las primeras sesiones no consiguen sentir qué músculos están moviendo. Con el paso de las clases aprenden a activar la musculatura que se necesita para cada ejercicio y a evitar tensiones innecesarias.

Aumentar la conciencia corporal te ayudará a interpretar las alarmas que lanza el cuerpo, a corregir los malos hábitos posturales y a realizar tus tareas con mayor eficacia.

Este grado de concentración desarrolla también un estado de conciencia mental que te aleja de los pensamientos repetitivos. Te permite poner el foco en tratar de ser un poco mejor de lo que eres y alcanzar tu máximo rendimiento, el que sea que es para ti, sin compararte con nadie.

En los movimientos se debe actuar con el cuerpo y con la mente

5. Te enseña a usar tu cuerpo con mayor eficacia

Trabajar con precisión y control es ser capaz de integrar a la totalidad del cuerpo, activando unos músculos y aislando los que no es necesario que intervengan en el movimiento. Por ejemplo, coger un peso sin elevar los hombros ni tensar la musculatura del cuello.

Muchas veces caemos en el error de hacer por hacer. Pensamos que hacer cualquier ejercicio y, de cualquier manera, es mejor que no hacer nada. Y entrenar así puede provocar que te lesiones.

En Pilates, los movimientos son controlados, precisos y cuidados. Se evitan ejercicios bruscos o agresivos, y estas es una de las cosas que más le gusta a muchas personas, porque sienten que hacen ejercicio sin darse cuenta.

Pilates nos lleva vivir una vida con conciencia y cuidado

6. Libera el movimiento

El resultado de integrar todos los principios es la fluidez, es moverse con elegancia y gracia.

Fíjate en las bailarinas de ballet, consiguen realizar ejercicios realmente exigentes sin esfuerzo aparente. Ese es el objetivo final de este método, conseguir que la energía que pones en realizar cada movimiento fluya por todo el cuerpo y conecte todas las partes de tu cuerpo.

Es entonces cuando consigues moverte con facilidad, un movimiento libre y un mayor bienestar.

El cambio se produce a través del movimiento, y el movimiento cura


Como ves, son muchas las razones para incluir el Pilates en tu vida, y todos podemos disfrutar de sus beneficios porque este método se adapta a cualquier persona y nivel de condición física.

Sin embargo, creo que estos principios deberían incluirse en cualquier ejercicio que realicemos, sea la disciplina que sea. Ya que, como has visto, garantizan que entrenes de manera controlada, prestando atención a cuerpo y mente y desarrollando un mayor conocimiento de tu cuerpo, y de ti mismo.

Te dejo una secuencia de Pilates para que empieces hoy mismo a entrenar con este método.

Y si quieres un plus, te recomiendo combinar el Pilates con otro tipo de ejercicios de mayor intensidad que estimulen el sistema cardiovascular, como puede ser el método HIIT.

¿Se te ocurren otras razones para incluir el Pilates en tu vida?

3 comentarios en “6 razones por las que debes incluir el PILATES en tu vida

  1. Me encantó escribir este artículo y reflexionar sobre los cambios que he notado desde que empecé a practicar Pilates.
    Antes de probarlo pensaba que era demasiado light (por aquel entonces era instructora de aerobic!), y se lo dije al profe… (error) ¡Salí de la primera clase con los brazos temblando! Pero también con la sensación de haber crecido y de haberme quitado como un gran peso de encima. Muy agradable.
    Siempre digo que el Pilates sorprende

    Gracias Daniel por permitirme dejar mi granito de arena en tu blog.
    Un abrazo!

Deja un comentario

Información sobre protección de datos:

  • Daniel Sánchez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
  • Contacto: info@entrenasalud.es
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad