fbpx

5 consecuencias graves de ser un Emprendedor Estático que pueden joder tu negocio y salud

En el anterior artículo, te mostré los 10 peores problemas de salud que podrías tener, siendo emprendedor.

Hoy quiero profundizar un poco más en ello, para que no tengas ninguna duda de lo peligroso de ser un emprendedor estático. Te voy a mostrar algunas de las peores consecuencias que puede tener, primero para que seas consciente, y segundo para que le pongas remedio de inmediato.

Pero antes, vamos a aclarar que es eso del emprendedor estático ?

La palabra »estático» puede tener matices y hacer referencia a diferentes significados.

Estático viene del latín »staticus»y y a su vez del griego “στατικος” (statikos), relativo al equilibrio de los cuerpos.

▶ Que no se mueve, cambia o evoluciona

▶ Lo contrario a dinámico, inmóvil

▶ Que permanece en una misma condición y no presenta cambios

Por tanto, cuando hablo de Emprendedor estático, hago referencia al emprendedor con un bajo nivel de movimiento y actividad física y las consecuencias que eso conlleva para su salud y rendimiento.

El emprendedor estático es una especie que por desgracia, no está en peligro de extinción.

Es muy común que el emprendedor pase muchas horas sentado, con el máximo foco en su proyecto y negocio, pero olvidándose completamente de su salud, cuidado personal y bienestar.

Los problemas más comunes de este estilo de vida tan sedentario los vimos en el artículo anterior, así que hoy te muestro  algunas de las consecuencias que más impacto pueden tener en tu vida y negocio, si eres un emprendedor estático:

1. Malos resultados en el ámbito laboral

Si eres emprendedor, sabrás que la mayoría de veces los resultados que buscas dependen antes de tus pensamientos, decisiones y acciones.

Este PDA es un bucle, puedes pensar y decidir de forma magistral, pero como no actúes en coherencia…Estás jodido.

Si estás teniendo malos resultados, puede ser porque no hayas planificado bien la estrategia, porque no tengas el suficiente conocimiento en algún aspecto en concreto, y también:

Porque no tienes suficiente gasolina (ni es de buena calidad) para llegar a tu objetivo, a los resultados que persigues.

Haz la prueba, coge tu coche y en vez de »sin plomo 95», ponle Coca Cola. Verás a donde te lleva…

PD: Al puerto »ningún sitio»

2. No generas el dinero que te gustaría

No vamos a hablar de necesidad, ya que sería invocar el miedo, el apego y la escasez.

Vamos a hablar de abundancia, y uno de los factores para ello, nos guste o no, es tener dinero.

Si eres un emprendedor estático, tienes todas las papeletas para que te toquen los siguientes premios:

1️⃣ Vas a lograr el 10%, pudiendo dar el 100%, por lo tanto, no estarás ganando un 10%, si no perdiendo el 90%. 

2️⃣ Tomarás peores decisiones, ya que estarás menos concentrado, con menos energía y motivación

3️⃣ Cometerás errores graves, que pueden tener un impacto negativo directo, en número de ventas

4️⃣ No vas a transmitir la fuerza y energía necesarias, para que te compren a ti. Acaban yéndose a la competencia.

Resultado de todo esto: No generas el dinero que te gustaría, y eso si vives con tus padres, puede no ser grave del todo…Pero si tienes una familia que mantener, y/o te apasiona viajar y ver mundo y no puedes porque no consigues dinero…Cambia mucho la peli ¿verdad?

3. Procrastinas más de lo normal

Puede ser que de vez en cuando procrastines. Es más común de lo que parece (que no significa que sea lo normal).

Pero si encima eres un emprendedor estático, es posible que procrastinación sea tu segundo apellido.

Procrastinar por no tener fuerzas, energía y vitalidad es coherente y normal (en ese contexto).

Es lógico pensar, que si no te encuentras bien del todo, vayas dejando (y acumulando) tareas, para cuando te encuentres mejor.

¿Resultado de esto?

A ver si lo adivinas ? Bajo rendimiento, pobres resultados.

Si procrastinas tareas y acciones propias de tu trabajo, imagina si empezamos a hablar de ejercicio, alimentación saludable, descanso…Sería lo ultimo de lo que te preocuparías, ¿me equivoco?

Peligroso bucle…

Es como despedir a un camarero para recortar gastos (con la bajada de rendimiento correspondiente) en vez de mantenerlo o incluso contratar a otro, para que el servicio sea espectacularmente eficiente y vaya más gente a tu bar.

Igual pasa en estos casos.

Si le dieras la importancia a los hábitos saludables como ejercicio y alimentación sana, tendrías más rendimiento y tus resultados mejorarían.

Ahí lo dejo…

4. Eres anti-productivo

Todo emprendedor quiere producir lo máximo posible, aprovechando al máximo los recursos disponibles, en el menor tiempo posible.

El problema es que para esto, una vez más, la poca energía, el estrés, la mala salud y el malestar…no son buenos aliados.

No puedes ser un emprendedor productivo, si no tienes buenos hábitos.

De hecho, la mayoría de veces, tener malos hábitos es síntoma directo de ser una persona poco productiva. Porque a la mínima que seas un poco consciente, sabrás que buenos hábitos se relacionan con más eficacia, eficiencia, productividad y rendimiento.

5. Te conviertes en adicto al Síntoma

A estas alturas ya no es ninguna novedad para ti. Ser un emprendedor estático, conlleva problemas y consecuencias graves.

Si aún no eres consciente, es probable que seas del club »adictos al síntoma».

Párate un momento y analízate. Si eres de los que cada vez que le duele algo, no duerme por la noche, tiene ansiedad…se toma una pastilla o cápsula para remediar eso:

Perteneces al club »adictos al síntoma»

No solo pastillas, café o redbull para aumentar la energía, dulces anti-depresión, comprar ropa para llenar un vacío existencial, publicar en instagram para tener muchos »me gusta» y aumentar el ego en búsqueda de ser virtualmente aceptado…

Si te das cuenta, casi todo »problema», »parece solucionarse» con algo. 

Entre comilleo, porque eso ni son problemas, ni se solucionan así.

Los seres humanos tratamos de no sufrir, no queremos enfrentarnos a la realidad de las cosas, queremos lo rápido…por ello, vamos siempre al síntoma.

El síntoma lo único que hace es manifestarnos que hay un problema detrás. ¿Y nosotros que hacemos? Callar al síntoma ¡no me molestes!

Quédate con esto:

El síntoma, si no tratamos el problema, siempre vuelve, una y otra vez.

Quierete un poco, y abandona el club »adictos al síntoma» cuanto antes.


Te has sentido identificado con algunos de los puntos?

Puedes pensar que todo esto es normal, que emprender es lo que tiene. Que es la factura que tenemos que pagar…

Desde aquí te digo que no, que no es lo normal. Con unos buenos hábitos, emprender no tiene que ser doloroso, estresante y agobiante ?

Si te sientes identificado, y quieres evitar estas graves consecuencias, tengo la solución:

Apúntate a la lista de interesados del Emprendedor Dinámico, haciendo clic aquí 

>